6 Ideas para Dominar la Bicicleta de Montaña

6 Ideas para Dominar la Bicicleta de Montaña

El ciclismo de montaña es un deporte que está cargado de emoción y adrenalina, porque en todo momento se está retando a las condiciones imprevistas del terreno. Si te apasiona este deporte, en este artículo podrás descubrir 6 técnicas bastante útiles para que perfecciones tu experiencia de entrenamiento.

La serie de técnicas aquí descritas las puedes experimentar en espacios cotidianos como tu casa, en la calle y otros lugares abiertos. Si encuentras una pendiente o colina en la cual practicarlos, el aprendizaje de estas técnicas será mayor.


1) Pisando firme y experimentando los chocles
Para una persona que le apasiona el mountain bike, el pedal siempre debe brindar confianza. A la hora iniciar la marcha, debes permitir que tu pie ejerza presión sobre el chocle para que se enganche y luego volver a desenchoclar.

La importancia de esto es que te permite ejercer mayor presión sobre el pedal, logrando que tu rodilla se mantenga fija, evitando así lesiones. La idea es que con este consejo perfecciones el enchocle y desenchocle, experimentando el modo en que adaptas la cala del zapato.

Se necesita de mucha práctica para dominar este consejo, pero cuando lo logres obtendrás un mejor dominio de la bicicleta.

Zapatillas para ciclismo


2) Sentarse de manera perfecta
La idea aquí es que puedas estar montado en la bicicleta, en la posición más cómoda para pedalear. Mientras agarras con tus manos el manubrio de la bicicleta, los brazos deben permanecer un poco doblados. Lo mismo ocurre con las rodillas.

Tienes que tener en cuenta la distancia que existen entre la altura del sillín y el manubrio: si el sillín es demasiado bajo frente al manubrio, tu posición quedará encogida, lo que te generará dolores de espalda, en las rodillas y brazos. Lo mismo ocurre si la diferencia del manubrio es demasiado baja en proporción al sillín. Todo depende de la comodidad que sientas al sentarte.

No sobra decir que siempre debes llevar puesta la licra con badana para evitar dolores fuertes en la nalga, generados por la presión del sillín.


3) Los cambios de marcha
El otro secreto del mountain bike se encuentra en los cambios de marcha y en aprender a dominar las velocidades del engranaje. Es precisamente esto lo que le da mayor emoción y competitividad a los trayectos.

La marcha alta es bastante útil para viajar más rápido, aunque resulte más pesado pedalear. En cambio, la marcha baja es oportuna para subir las pendientes y colinas, permitiendo que sea mucho más fácil el pedaleo.

Los cambios de una bicicleta


4) El descenso
Cuando ya has alcanzado la cima de la trocha, ocurre el momento del descenso. Esta es una experiencia que resulta muy divertida, ya que aprovechas la fuerza de tu centro de gravedad para determinar la velocidad. Es importante que tus rodillas estén flexionadas, mientras mantienes tus brazos un poco doblados.

Si te pones de pie e inclinas tu cuerpo hacia adelante te desplazarás más rápido, pero corres el riesgo de caerte de frente sobre la trocha, accidentándote. Para evitar esto, debes inclinar tu cuerpo hacía atrás, de modo que la rueda trasera se vea afectada por tu presión. Esto disminuye la velocidad y te permite dirigir mejor la marcha.

El descenso en bicicleta


5) Pedaleando de pie
El pedalear de pie y en reversa ocurre cuando te encuentras en una trocha de descenso, o bien, en una superficie recta. Esto se realiza con la intención de que las piernas se mantengan calientes, evitando que aparezcan calambres o dolores. Esta técnica también es conocida como pedaleo muerto, ya que no se le otorga velocidad a la bicicleta.

6) Las caídas o saltos
En el mountain bike, cuando una persona no tiene un dominio del enchocle, los sobresaltos suelen derivar en fuertes accidentes. Este consejo está pensando para que puedas practicar el enchocle y desenchocle durante las caídas (saltos) generadas por los cambios de superficie, ya que cuando éstas ocurren y tu pierna permanece conectada con el pedal, pierdes el dominio de la bicicleta.

La idea es practicar sobre una superficie como una acera o una escala. A medida que te acercas al borde, giras el tobillo a unos 45°grados hacia afuera del pedal y levantas el pie. Luego de experimentada la caída que otorga el escalón o acera, vueles a presionar tu pie hacia abajo, enchoclando.

De ese modo tu cerebro entiende la importancia de que tu pierna se libere a tiempo del enchocle, para que el impacto de la caída no sea tan fuerte.

Saltos en bicicleta


Conclusión
En cuanto llegues a dominar estos 6 consejos, la experiencia de pedalear por trochas de montaña será mucho más cómoda y profesional, lo que a su vez se reflejará en una actividad más divertida. Practica cada que puedas para aprender a implementar estos consejos cuando estés en plena acción.


2 comentarios

  • C. Jimenez

    Gracias por estos muy buenos consejos para iniciar con el ciclo montañismo ????

  • PP Duran

    Excelente artículo…..ya domino 4 de esas 6 técnicas….a practicar ahora si.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados